Publicidad

3 de mayo de 2010

Festival do Norte 2010 (sábado)

La jornada del sábado era la más madrugadora. Por vez primera, el Festival do Norte acogía actividades más allá de los conciertos en el recinto Fexdega. A las 12 de la mañana podíamos ver en el Auditorio de Vilagarcía "Buzos Haciendo Surf: Un Documental Sobre Surfin' Bichos". El documental habla, principalmente, de la reunión de los Surfin' Bichos en 2006 , al tiempo que recuerda los inicios de la banda. Tanto para los que conocen a Surfin' Bichos como para los que conocemos más de Chucho y Mercromina, el documental aporta una idea general de lo que fue la banda y su reunión posterior. Tras la proyección, Fernando Alfaro aparecía para ser entrevistado por Xavier Valiño y realizar un concierto acústico. Tras una entrevista a ratos incómoda, Valiño acabó por dejarnos con Fernando Alfaro tocando su guitarra. Aquí empezaron los problemas. Un técnico de sonido bastante limitado estuvo a punto de dar al traste con el concierto, con un Alfaro desesperado por los problemas técnicos. Aún así, Fernando tuvo la suficiente paciencia como para continuar y tocar un buen puñado de temas, algunos de ellos nuevos y de sugerentes títulos, como "Camisa Hawaiana de Fuerza", "Extintor de Infiernos" o "Teléfono de Atropellados". También hubo lugar para un tema de Chucho, "Aire", y, por supuesto para canciones de Surfin' Bichos, como "Gente Abollada" o "El Rey del Pegamento".
Eran ya casi las 3 de la tarde cuando salimos del evento y nos pasamos para ver "FDN: Imágenes 2000-2009", una exposición de fotos de los asistentes al festival que se quedaba muy escasa. Para empezar, resulta absurdo hacer una exposición de todas las ediciones del festival sin que haya ninguna foto anterior a 2006. Vale que algunos años no hubo festival, pero en 2005 sí, pese a que muchos no quieran recordar el desastre de aquel año, y estaría bien ver fotos de la primera edición del festival con fotos de Chucho, Los Planetas o Fangoria hace diez años.

Ya por la tarde, los ferrolanos Carrero Bianco eran los encargados de abrir los conciertos de la segunda jornada. Su pop electrónico nerd tiene influencias tanto de grupos como Devo como de la cultura popular gallega (en "Árdeme o Eixe" incluyen versos de "Xirarei", de Xil Ríos). Sus canciones eran movidas y sus rimas de lo más peculiares (Tu culo es tan brillante que tendré que usar gafas de sol dicen en "Necesitarás Gafas de Sol") y consiguieron divertir y entretener a los presentes sin más pretensiones.

Llegaba el turno de Los Punsetes, una banda de la que se ha hablado mucho en los medios especializados últimamente. Dieron lo que se esperaba de ellos, ni más ni menos. Canciones herederas del espíritu punk de principios de los 80 (Kaka de Luxe y compañía) y actitud distante hacia el público. Totalmente estática e hierática, su cantante Ariadna comenzaba el concierto con "Por el Vicio". "De Moda" o, especialmente, "Tus Amigos" (que le den por culo a tus amigos/ pasa de ellos y ven conmigo) eran coreadas por el público con todo el entusiasmo que permite el cuerpo a las 7 de la tarde después de una noche ajetreada.

La Bien Querida era también uno de los conciertos más esperados del sábado. La combinación de las letras de Ana Fernández-Villaverde unida a la experiencia musical de David Rodríguez (Beef, La Estrella de David) dió como fruto el aclamado debut de La Bien Querida, "Romancero". Era una buena oportunidad para escuchar a la banda en directo, y sonaron bien. Algunos le echaban en cara que solía desafinar (supongo que es algo discutible), pero lo innegable es que peca de "sosa" sobre el escenario. Un poco de alegría y desparpajo no le vendría mal. Aún así, fue un concierto entretenido y temas como "9.6" (que se ha hecho popular con la ayuda de su inclusión en un anuncio televisivo) o "De Momento Abril" eran cantados por un gran sector del público que se sabía las letras "de pe a pa". Ya entonces, La Bien Querida anunciaba su posterior aparición sobre el escenario para cantar una canción junto a Los Planetas.

Nudozurdo eran está vez los encargados de atraer cual flautista de Hamelín al público de un escenario al otro. Esta era la segunda ocasión en la que los veía y, pese a que sonaron mucho mejor que entonces y las letras se entendían, tampoco me terminaron de convencer. Algo menos de media hora de concierto y ni siquiera tocaron uno de sus temas más populares, "El Hijo de Dios". Me dejaron totalmente indiferente.

Quizás no fuese el mejor momento para tomarse un descanso, pero apenas llegué al final de la actuación de Pete & the Pirates. Estaban sonando realmente bien y habían conectado con el público. Otra vez será...

No dejaba de resultar extraña la presencia de jj en un festival. Con la mayor parte del público repostando a pie de barra mientras otros iban cogiendo sitio ya para ver a Los Planetas, Elin Kastlander salía a escena sola y con una guitarra acústica. No debe resultar fácil enfrentarse a miles de personas que no han venido a verte a ti y mucho menos sola, pero si algo le echó Elin al asunto fue valor. Con unas proyecciones de fondo totalmente inclinadas y casi toda la música sonando enlatada, su propuesta no convencía a nadie. Su otra mitad en el dúo, Joakim Benon, apenas apareció en un par de temas tocando unos pocos acordes, pero nada aportaba al conjunto. Si bien es cierto que Elin tiene muy buena voz, también lo es que quizás si hubiesen tenido una banda o les escuchasemos en un teatro la cosa hubiese sido distinta, pero así ni "From África to Málaga" ni "Let Go" consiguieron ganarse a la gente. Hubo un pequeño guiño hacia el público cuando hacia el final, Elin comenzó a interpretar "Lithium", de Nirvana, pero terminó por dejarla a la mitad y con la siguiente se despidió del escenario. Fue un concierto que rompió totalmente el ritmo de todos y que no benefició para nada al festival.

Antes de hablar sobre el concierto de Los Planetas, debo reconocer dos cosas: una, que no soy precisamente un entendido de su música (perdonadme si meto la gamba) y, otra, que me gustan sus discos pero las ocasiones en que los vi en directo (esta era la cuarta), no sé si por mala suerte o por obcecación mía, jamás conseguí encontrarles el punto. Así que traté de olvidar mis prejuicios y disfrutar de la música. Estaba claro que era la banda más esperada del cartel y con mucha diferencia. Los granadinos se subían al escenario entre coloristas proyecciones para presentar principalmente los temas de su último disco, "Una Ópera Egipcia". La verdad es que la música sonaba realmente bien y la voz de Jota clara, permitiéndonos disfrutar de las letras de sus canciones. Por supuesto, tampoco faltaron canciones de "La Leyenda del Espacio", entre ellas, "Si Me Diste la Espalda", "Reunión en la Cumbre" o "Alegrías del Incendio", que fueron acogidas con entusiasmo por la muchedumbre. La Bien Querida se subía también al escenario para cantar con Jota uno de los temas del último disco y, a juzgar por la cariñosa actitud del cantante hacia ella, ahí hay una relación cuando menos "especial".

Eso sí, el público seguía esperando algún hit más clásico del grupo, y su momento llegó con "Santos Que Yo Te Pinté" y algún otro tema ya mítico de su repertorio que fueron coreados al unísono por los presentes. Tras hora y media de concierto, la banda abandonaba el escenario. Volverían para los bises con "Pesadilla en el Parque de Atracciones" para acabar con "Soy un Pobre Granaíno". Sin duda fue uno de los mejores conciertos si no el mejor del festival y creo que en esto coincidirá la mayoría. Ya no volveré a hablar mal del directo de Los Planetas.

La elección de El Guincho como fin de fiesta y cierre del festival no podría haber sido más acertada. Acompañado de dos integrantes de Extraperlo, El Guincho hizo disfrutar y bailar al público de lo lindo con su maravillosa mezcla de músicas de regusto tropical. Vampire Weekend admitieron ser seguidores de su música y no es para menos. Suena distinto, cien por cien divertido, y el hecho de estar acompañado de otros músicos sin insistir en músicas pregrabadas contribuyó a que su directo fuese de los mejores del festival.
Y así, bailando, nos fuimos desplazando hacia la carpa, ya convertida en pista de baile y en la que sonaron desde The Buggles hasta los Pixies pasando por MGMT, Muse o Kings of Leon.
Otro festival más, otro año que pasa. Y seguimos disfrutando como en el primero.

Más fotos del festival aquí

5 comentarios:

  1. yo me lo pasé estupendamente, incluso con los jj, claro que los tenía de música de fondo porque estaba cenando... para mí el guincho, lo mejor. También me lo pasé muy bien con los planetas, pero fue sosillo, y la bienque... pues es que no consigo que me entre...jejeje
    bikis!

    ResponderEliminar
  2. No me puedo creer que no tengas las fotos de la Bienquerida cuando miraba a tu cámara posando y poniendo caritas...

    ResponderEliminar
  3. Lo del sonido con Fernando Alfaro fue una vergüenza, cuando se le callo el microfono me dieron ganas de ir yo a ponerlo bien.

    Los planetas, igual es que yo estaba demasiado hacia delante y cerca de los amplis, en mi opinion sonaron bastante reguleros, la bateria se oia muchiisimo y las guitarras muuy poco, aun asi un concierto muy disfrutable.

    Y le guincho pedazo de directo, no me lo esperaba ni de coña, me gustaba pero despues de esto me hago fan.

    ResponderEliminar
  4. será que a La Bien Querida le molan los jotas... jajaja

    ResponderEliminar
  5. en terminos generales de puta madre el festival, va creciendo, y hubo bandas fantásticas como Fanfarlo acojonante, los planetas creo que nunca han sonado como en este festival "increibles", el guincho tremendo para cerrar el escenario principal, we are standard también me molaron, carrero bianco, hola a todo el mundo....vamos que ya espero el del año que viene FANTASTICO

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.